Tras un préstamo hipotecario

Tras un préstamo hipotecario hay mucho. Además de ser un compromiso vital que nos une en las obligaciones y las ilusiones, supone para el financiador una serie de gestiones y operativas.

Obligaciones del prestatario

Centrándonos en el prestatario sus obligaciones comienzan antes incluso de la vida del producto financiero. La recopilación de la información y la presentación de la oferta vinculante ya suponen una carga de trabajo que debe automatizarse lo más posible para reducir costes y ser más competitivos.

Un sistema efeciente y eficaz para la gestión de los préstamos deberá poder importar y registrar a los titulares y avalistas de la operacíon con sus datos sociecónomicos para efectuar un “scoring bancario” sobre la operación. Añadido a lo anterior, los datos de las tasaciones se incorporarán al sistema, siendo una fuente:

  • tanto para las declaraciones ante la CIR (Central de Riesgos),
  • como la Agencia Tributaria y finalmente,
  • como base de datos para su explotación para el análisis del negocio.

Matemática financiera

Hasta el momento no hemos hecho comentario alguno acerca de la matemática financiera que subyace a estas operativas. Lo cierto es que son similares a los tipos de préstamos personales, aunque por lo general hacen un uso más habitual de los intereses variables (referenciados a indicadores como el Euribor) y carencias.

Vida del préstamo

Durante la vida del préstamo los cobros de los recibos se pueden volcar sobre las cuentas vista en la propia empresa bancaria (banco, cooperativa, caja), o bien enviarse por truncamiento a terceros. Una última forma pago sería que el propio deudor iniciara la acción del pago.

Ante una situación de impago, entrarían los procesos de cálculo de comisiones por impago y los intereses moratorios y la recirculación de los recibos para la cancelación de la deuda vencida.

Las operaciones de amortización anticipada y las novaciones (cambios de condiciones) obviamente deben ser registradas para poder realizar una trazabilidad de todos los movimientos sobre el préstamo.

Dotaciones

A todo estos procesos habría que añadir dos últimos, el cálculo de intereses devengados en el periodo y las dotaciones. El primero correspondería al cálculo de los intereses hasta una fecha determinada y que no han llegado a la fecha de liquidación. Para finalizar, las dotaciones operaran en función del tipo de destinatario de la operación y garantías y situación de pago/impago.

Software para préstamos hipotecarios

Vemos pués, que tras un “sí quiero un préstamo hipotecario” encontramos multitud de procesos de gestión que necesitamos automatizar.El Software para préstamos y ahorros VisionCredit cumple con ellos.